24.12.06

¡Cierra el Messenger!

Cuando llegué a internet en el 96, todo era emocionante y prometedor. Por fin podía conseguir trucos para Mortal Kombat II, bajar juegos abandonware ochenteros, fusilar artículos para mis tareas y ver pornografía, todo en el mismo lugar. A los doce años eso era lo más parecido al paraíso a lo que podía aspirar (después de la cocina de mi primera novia, mientras sus papás estaban viendo tele en el segundo piso) y esto sin que nadie del mundo exterior se diera cuenta de lo que pasaba, porque en esos tiempos el internet era utilizado por puros treintañeros nerds y/o ingenieros en sistemas que no tenían la menor importancia en la vida real. ¿Qué más podía pedir?

El problema vino unos meses después cuando la novedad desapareció y la inercia social me empujó a utilizar la red para lo mismo que la utilizaban mis amigos: chatear (y seguir viendo pornografía). Yo nunca me quejé, era divertido. A esa edad no podía hacer nada más productivo con mi vida porque eso de que “estás desperdiciando tu juventud, deberías estar afuera, aprovechando el paisaje” es el peor argumento que se le puede dar a alguien de mi generación. Jódanse con sus campos y praderas, me la pasé en la computadora y gracias a eso puedo manejar el planeta mucho mejor de lo que ustedes lo hicieron.

En aquel entonces la web era muy diferente a como es ahora. Era lenta, estúpida y fea. Para los que hacían los sitios, lo importante era que el usuario viera mucha publicidad y tuviera miles de opciones para recibir información digerida de Actualidad, Entretenimiento, Negocios, Viajes, Salud y todas esas mamadas que a la gente real no le interesa. Por eso explotó la burbuja del .com: demasiadas malas opciones (la Paradoja de la Elección) y demasiado control en las manos de personas que no pensaban como la gente común y corriente. Viéndolo en perspectiva, no me extraña que nos la hayamos pasado en el chat.

Para fortuna de la humanidad, después de todo este desastre, algunos se ocuparon de recoger los pedazos y pensar en un modo más inteligente de usar el internet. Hablo de los creadores de sitios como Google, Wikipedia, del.icio.us, Youtube, Flickr, Last.fm, Digg, DeviantArt y todas esas páginas con nombres raros que, a diferencia de los que había antes, sí sirven para algo.

Ahora los usuarios son los que tienen el poder en Internet. Gracias a todos esos servicios, los usuarios ya no tienen que conformarse con recibir información, sino que pueden generarla libremente, gratis y con la ayuda de miles de personas que comparten los mismos intereses. O al menos así es en el primer mundo.

Entonces… ¿Qué pasó en México? Se preguntarán.

Pues en México pasó lo mismo de siempre: nos quedamos en el puto chat de su chingada madre.

La revista Time nombró a los usuarios de la web 2.0 las Personas del Año 2006 porque gracias a ellos ha nacido un nuevo modo de conectarse con el resto del mundo. Ahora lo más importante es la información, lo más valioso es el conocimiento y lo más divertido es la interacción… y digo “gracias a ellos” por ser educado contigo, messengero de mierda, porque podrás entender que yo sí soy Persona del Año y tú no. Si te portas bien, dejaré que me sirvas una cocacola y tal vez que me toques un hombro.

No… es broma. Aléjate.

Es cierto que no es tu culpa. Mono ve, mono hace. Como dije, yo igual estuve gran parte de mi adolescencia pegado al chat… la diferencia es que poco a poco me fui desmexicanizando y aprendí a usar las herramientas para lo que son. Por eso, cuando voy a un cibercafé o entro al salón de computadoras de mi escuela siempre me da cosa ver a todos esos mayores de edad, con educación media-superior y acceso a todos los recursos informativos y educativos del universo conocido… cagándose de risa frente a Messenger mientras pendejean en páginas con jueguitos de Flash y sonidos polifónicos.

Eso es lo que pasa cuando le pones una ventana al mundo a un Mexicano 1.0 que fue educado por Adal Ramones y Jorge Garralda… se queda viendo al suelo, quejándose de que no hay nada mejor que ver.

¿Eres de los que se la pasan en el chat porque creen que no hay nada mejor que hacer para pasar el tiempo?

¿Qué se siente, entonces, tener en tus manos la mayor fuente de información en la historia de la humanidad y usarla para contarle a tus amigos borrachos sobre tu última peda?

¿No te da pena estar frente a uno de los inventos más trascendentes de los últimos siglos y usarlo para que todos en tu lista de contactos sepan qué mp3 de Coldplay estás escuchando?

¿No te da coraje que millones de personas sean las protagonistas de uno de los motores principales del siglo XXI y tu única aportación haya sido tu perfil de MSN?

Si eres de ese tipo de personas, no tienes el menor derecho a quejarte de nada. Nunca. Mientras no traigas nada a la mesa, tendrás que obedecer a los adultos… Y si no te gusta, ahí está la puerta (nota mental: escribir un post sobre todas las veces que mi mamá me dijo esa frase y luego salió corriendo a buscarme cuando yo ya estaba en la parada del camión rumbo a casa de mi mejor amigo).

Es una cuestión cultural, sin duda. Yo he viajado por todo el mundo viviendo aventuras y salvando vidas, y sólo en Latinoamérica y España he visto adultos pasar la mayor parte de su tiempo libre viendo concursos de baile en la tele y chateando en el Messenger.

Amigo estudiante, Google no sólo sirve para fusilarte las tareas. Te invito a investigar sobre un tema que te interese mucho (y que no involucre ningún tipo de reality show) y te diviertas aprendiendo sobre ese tema, ya que puede convertirse en una gran pasión y darte mucha felicidad en la vida (sin mencionar todo el éxito y el dinero que te puede llegar si de verdad te conviertes en un experto). Hay miles de foros, comunidades, listas de contactos, guías, tutoriales, artículos y fansites sobre cualquier tema, oficio, hobbie, profesión, afición o arte que se te pueda ocurrir. Perteneces a la primera generación con acceso a estos recursos… aprovéchalos, chingao.

Amigo empresario, tal vez tu ciudad no necesite ooootro disco-bar. Tal vez el mall local no necesite ooootro kiosko de regalos y pulseritas. Tal vez sea una buena idea pensar afuera de la caja por una maldita vez. ¿Sabías que te puedes hacer millonario explotando el hecho de que en México casi no hay empresas dedicadas a los nuevos servicios web? Y no sólo millonario sino que puedes convertirte en un caudillo, en un pionero en el mundo de las comunicaciones latinoamericanas. Pero no, tienes razón, esos adolescentes sin educación no se embriagarán solos, alguien tiene que darles su disco bar y su Red Bull con aguarraz o lo que sea que estén bebiendo los niños de ahora.

Amiga ama de casa en vías de extinción. Tu hijo adolescente se la va a jalar por más que quieras evitarlo. Entre más lo estés jodiendo al respecto, es más probable que se convierta en uno de esos gays homosexuales de los que hablan en la tele (lo cual le cerrará las puertas del paraíso). Si él quiere porno, la va a conseguir aunque le cuides el internet las 24 horas. Lo único que logras checando sus hábitos on-line es hacerlo sentirse incómodo en un medio que es vital para su funcionamiento en la sociedad del futuro próximo. Deja que se moje de información. Sí, al principio serán fotos de sexo anal, pero poco a poco se aburrirá e investigará qué más hay en el mundo y cuando lo haga, se convertirá en uno de los protagonistas del mundo 2.0. Hazme caso, ama de casa, recuerda que tú eres una mustia sin oficio y yo una celebridad del internet, mis opiniones están mejor fundadas que las tuyas.

Ahora bien, puedo entender por qué el estar en internet puede parecerle miope a los que lo ven desde afuera, pero eso es porque no saben como funcionan los mecanismos de este medio. El internet es siempre un primer paso, un primer lugar donde alguien comienza una búsqueda. La parte divertida es que ese algo casi siempre termina saltando a la vida real. Estar en internet no es estar en la computadora y ya, del mismo modo en que un libro no sólo es papel con tinta. Un libro es una fuente de conocimiento sobre algo. El internet es una fuente de conocimiento sobre TODO. Lo que hace superior al internet es que con él, cuando te cansas de aprender, puedes ver videos de perritos con lentes de humanos que los hacen ver super tiernos y mientras tanto bajar canciones de Monty Python.

… O al menos eso es lo que podría ser el internet.

Pero no me hagas caso a mí, compruébalo tú mismo. Si te quedas con algo de este texto, que por favor sea la siguiente lista de recursos en la red:

Wikipedia en Inglés. Si hablas el idioma favorito de Dios, tienes acceso al 99% del conocimiento humano. Anda, vuélvete loco.

Wikipedia en Español. Si no sabes inglés, sólo tienes acceso como a un mal escrito 4%, lo cual sigue siendo mejor que ver La Hora Pico así que no te quejes. No olvides que lo mejor de Wikipedia es que puedes contribuir a los artículos, crear nuevos y corregir los que estén mal hechos. Ese botón de arriba que dice Editar está buscando amigos. ¿Quieres ser su amigo o te quedas sin traer nada a la mesa?

Archive.org – Un enorme (y quiero enfatizar la palabra ENOOORME) compendio de media e información. Puedes bajar cientos de películas de dominio público (grandes clásicos y series-B), miles de libros, ensayos y artículos sobre cualquier tema; discos de música de todos los géneros y mil cosas más que no conozco porque no me ha dado tiempo de explorarlo todo. Tienen hasta un archivo de cómo se veían miles de sitios web a lo largo de la historia (osea que si tenías en los noventa una página personal en Geocities, con fotos de tu perro y tu poema favorito, es probable que la encuentres archivada para toda la vergonzosa eternidad).

Google Groups - Busca un tema que te interese y únete a una comunidad de gente con tus mismos intereses. Puede ser desde algo tan corriente como el futbol hasta lo más específico y bizarro como la colección y conservación de abejas disecadas con fines holísticos y/o terapéuticos. ¿Crees que es broma?

Last.fm - Teclea el nombre de tu grupo favorito y escucha una estación de radio permanentemente dedicada a tus gustos musicales.

DeviantArt – Una comunidad de artistas amateurs y profesionales. Todos pueden subir sus creaciones, compartirlas y recibir opiniones y consejos para mejorar.

Youtube – Videos de perros con lentes humanos… ¡y más!

Digg y Reddit – Sitios democráticos de noticias. Los usuarios votan y deciden qué noticias son trascendentes y cuales merecen ser cubiertas sólo por el Sol de Coahuila.

Esos son los básicos.
Mucha suerte y disfruta de los internets.