8 de octubre de 2007

Que el pop no te quite el sueño

Creo que todos ya estamos hasta la madre de la gente que a estas alturas sigue siendo dogmática en cuanto a sus gustos musicales. Les voy a contar cómo han terminado las últimas 20 conversaciones de música que he tenido:


Si estás tan inseguro de tus gustos musicales como para compararlos con el grupo pop de moda, es que no estás entendiendo bien por qué existe la música en primer lugar.

Los géneros musicales sirven para dos cosas:

1) Catalogar discos en las tiendas.
2) Catalogar a los adolescentes en la secundaria.

Hay cierta edad en la que es necesario agarrar un estandarte musical y apegarte a él para formar parte de un equipo. Esa edad es de los 9 a los 16 años. En ese lapso está bien odiar a la banda de niños guapos que le gusta a las niñas de tu salón... pero de ahí en adelante, cualquier crítica a un grupo musical popular es pura inseguridad proyectada.

Lo último que necesitamos en este país es a un esnob metalero que huele a queso recordándonos que el "metal" que pasan en MTV es una copia barata de una banda llamada blablabla que viene del país blablablú y ha grabado importantísimos discos como blablablé y blablablí.

Boletín informativo de última hora:
Amigo berrinchudo: deja de preocuparte de que RBD tenga su propio día mundial mientras que nadie conoce a tu banda favorita. Creeme, eso es algo bueno.

La razón por la que sientes tan bien al escuchar a tu banda es precisamente porque sólo a ti y a la gente como tú les gusta. Si se te cumpliera tu deseo infantil de que "todos dejaran de comprar basura" y empezaran a escuchar lo mismo que tú, te apuesto a que te dejaría de gustar de inmediato.

¿Que cómo puedo saber eso? Porque si eres tan superficial como para enojarte por la música que pasan en el radio, estoy seguro de que también eres tan superficial como para escuchar cierto tipo de música simplemente porque te gusta que te vean escuchándola.

La música pop tiene una razón de ser: hay millones de seres humanos que no quieren gastar energía en desarrollar un sentido musical aplicado, simplemente quieren música bonita, divertida y fácil de conseguir que los haga sentir bien y que los conecte con otras personas similares.

¿Por qué vas a criticar eso? Dime qué es lo que te molesta tanto de la gente feliz que no se fija en la procedencia de una canción para disfrutarla?

Ajá. Osea que repudias todo tipo de música que sea un producto prefabricado pero muy convenientemente no te molesta que el 99% de lo que posees es precisamente un producto prefabricado. ¡Buena suerte haciendo tu propia ropa y cazando tu propia comida, hipócrita de mierda!

Pero peor que ser una nena llorona en cuanto al éxito de la música popular es ser una nena llorona en cuanto al éxito de una banda contra la que antes no tenías nada.

Además... ¿Qué es lo que tanto presumen? Estos babosos fundamentalistas se aferran a las bandas con credibilidad como si fueran lo más cool del universo y todo lo popular fuera horrible. Créanme: sus bandas favoritas no sólo no son tan buenas como creen, sino que además son increíblemente ridículas.

¿Quieren saber por qué la gente compra "esa basura que pasan en la tele" y no las "obras maestras" que ustedes consumen? Muy fácil, miren nomás qué adefesios salen del mundo de la música "auténtica" y qué esculturales y atractivos dioses nos ofrece la industria del pop:

Mi consejo: báñense y péinense que por feos nadie los quiere (al menos nadie que importe).

Dejen de hacer corajes un rato. La industria de la música se está cayendo a pedazos tan rápido que podría apostar que para cuando cambiemos de década ya no existirán las tiendas de discos (al menos no como existen ahora). Tenemos a algunos de los mejores músicos del mundo regalando sus canciones porque todos ya estamos hasta la madre de que las compañías disqueras dicten lo que debe escuchar la gente.

Eso significa que poco a poco el poder del pop disminuirá gracias a la competencia de calidad y podrán respirar tranquilos todos los amargados que hacen corajes cada vez que un famoso graba un cover de uno de sus clásicos favoritos.

Pero no importa cuánto cambie el panorama, siempre, siempre habrá una Belinda, un Pxndx y una Academia. Y eso es algo que me tranquiliza. ¿Por que me agrada su música? No necesariamente. Simplemente porque me gusta saber que hay una opción accesible e inofensiva cuando lo necesite.

Me reconforta saber que cuando mis hijos Jimmy y el pequeño Memphis entren a la secundaria, se emocionarán con algo tan simple como un cover versión pop de Pixies o Ramones o vetuasaber... porque eso los acercará a la música y eventualmente podrán desarrollar un buen oído SI ASÍ LO QUIEREN. Y si no quieren, por favor, que los dejen en paz porque no le hacen daño a nadie (excepto Memphis que vomita ácido cuando se enoja... es una condición médica).

Amigos audiófilos: ¡No todo tiene que ser Captain Beefheart, Frank Zappa, Mars Volta, Dream Theater y Reynols! De vez en cuando es reconfortante escuchar música sin complicaciones. A veces es bueno bailar con Justin Timberlake y cantar con Christina Aguilera. En serio. ¡Les invito a probarlo!

Si se olvidan por un momento del número de ventas y el tiempo que pasan al aire los artistas, les aseguro que descubrirán un mundo lleno de posibilidades interesantísimas.

¡Escuchen el Top 20 una vez al mes, qué demonios, igual y encuentran algo que les guste!


***
Post relacionado:
Música que no sabías que te gustaba Vol. 1
Un mixtape pirata con algunas recomendaciones recomendables.

***
10 malnapuntos menos por cada comment que diga algo similar a "jjaja te ekivocas Malnacido odio el pop pero no me kita el sueño, pendejo a mi me valen madre lo ke agan ezos idiotas ke se mueran a mi no me importa!!!!!11!!uno! hahaha pendejo"